Simeone: "Siempre elegimos los nombres y no las capacidades"

Simeone: "Siempre elegimos los nombres y no las capacidades"Ampliar
José Ramon de la Morena y Diego Simeone | javier 
futbol.as.

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, charló con José Ramón de la Morena en 'El Larguero', donde pasó revista a la situación del conjunto rojiblanco.
Nuevas caras: "Han venido chicos nuevos y es un desafío muy bonito, necesitamos encontrar la mejor versión de nuestros futbolistas, el camino está siendo bueno".
¿Ha cambiado el entrenador?: "Lo de timidez te lo rebato. Humildad la tengo, timidez no. Estaba convencido de que era el lugar donde quería llegar y estar. Las experiencias y los momentos vividos en cuanto a situaciones pasadas te hacen crecer y mejorar. La palabra tranquilidad a veces me molesta un poco porque es irreal".
Cambios por el éxito: "No. Hay una situación en la que todo hace parecer que todo tiene que cambiar o que cambia. Me siento diferente en un éxito que en un fracaso. Pero no me creo mejor entrenador entonces que hoy".
Psicología o entrenamiento táctico: "Equilibrio. Convencer pero sobre todo creo absolutamente en que los futbolistas son lo más importante, te hacen mejor entrenador. Luego estará en tu capacidad cómo transmitirlo. Hemos podido trabajar en conjunto para tener todo lo que hemos tenido".
Respeto tremendo pero no miedo: "Ante el éxito más difícil no voy a ser injusto, cuando uno gana es más difícil poder hablar, pero somos consecuentes con lo que vemos. Uno no determina quién entra, el equipo te hace decidir quién juega. A mí los jugadores individualistas nunca me gustaron porque siempre he pensando en equipo, se potencian todos cuando juegan en equipo. Todos trabajamos buscando lo mejor para el equipo, que ha mantenido esa sensación interna y consecuentamente se trabaja en pos de lo que necesita el club".
Mejor entrenador y polémica LFP: "Lo que considero es que opinar sería generar polémica con los chicos que han ganado, y si han existido estas votaciones, son mérito. Siempre elegimos los nombres y no las capacidades, y el Atlético fue mejor al menos en la Liga. Uno luego termina eligiendo aparentemente. Tampoco Iniesta vino... pero a nosotros no nos minimizan por esta situación. No se puede criticar a un compañero por un premio, pero es el sistema el que nos hace elegir a lo que consumimos todos los días, consumir nombres... pero por ahí no ves la realidad, y los mejores fueron los nuestros".
Courtois mejor portero: "Fue Zamora del campeonato dos años consecutivos, me parece una cuestión natural".
Mejor Defensa: "Miranda y Godín fueron parte de una defensa extraordinaria. En el momento suena raro. Courtois, portero imbatido, es raro... Navas es un buen portero, pero Courtois es superior".
Momento crítico en el que estuvo a punto de marcharse: "No. No es dulce pero todos hemos trabajado en consecuencia y los resultados nos han permitido convivir con una situación muy buena. No tuve ninguna discusión que te genere ningún pensamiento negativo. Si algo hemos tenido es la fortaleza de convivir sobre todo ante Real Madrid y Barcelona".
Flautista de Hamelin: "El club tenía situaciones para mejorar cuando llegué, pero todos fuimos detrás de una misma idea y nos hicimos más fuertes. Se pudo construir algo pocas veces vivido. Yo también salí campeón con el Atlético pero no fue consecuente en el tiempo. Hoy sé que molestamos, si hay que jugar contra nosotros, no es fácil. La exigencia cada vez va a ser más grande".
Diego Costa: "Los que se van viven de este trabajo y está bien que quieran crecer en otros sitios. Cuando se van me motivo el doble porque el fútbol es esto, volver a empezar, siento que me siento vivo y busco el lado positivo. Hay dos posibilidades, o te detienes a vivir de los recuerdos o ganar la Supercopa española. Estamos trabajando para encontrar el mejor equipo, todavía no hemos encontrado el equipo para encontrar la estabilidad: Griezmann tiene que dar más, Jiménez tiene que adaptarse a la exigencia e intensidad de nuestro fútbol... y son jugadores en posiciones determinantes. Venimos creciendo y mejorando, consecuencia de la base sólida del equipo".
Partidos en la tribuna: "Ha sido una experiencia dura. No estuve bien obviamente, le pedí disculpas. Fue una experiencia importante para no volver a contar. Trato de pensar un poquito más. El rival, la presión, la responsabilidad... Reaccioné mal y tuve que pagar y pagué, ahora a portarme bien".
Cómo se mejora la pasada temporada: "Lo mejor es olvidarse de lo que existe y centrarte en la realidad, y es Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia. Luego tendrá que suceder lo que tenga que suceder. Ese ganar es importante para encontrarte por competir por estar en los primeros lugares. No podemos alejarnos de Sevilla y Valencia, queremos llegar ahí hasta febrero o marzo".
Molesta lo de equipo duro y bronco: "De la misma manera que se alababa nuestra forma de jugar, nuestro entusiasmo... a alguno puede llegar a tocarle un poquito la oreja. Son los mismo que dicen que somos muy broncos. ¿El balón parado? El fútbol tiene diferentes maneras para ganar, y la pelota parada es una de ellas".
Ensayar balón parado: "Más que ensayar hay que tener buenos golpeadores como Gabi y Koke. Se genera una situación para el rival que llega el gol antes de que aparezca. Se genera miedo escénico".
Se te ha pasado por los pitos que pidieran tu marcha: "Cuando llegué el primer día esperaban más al futbolista que al entrenador. Fueron a ver al ídolo futbolista. Cuando les dije que a mí me insultaron, es fútbol, porque la gente quiere que ganes el domingo y paga para ello. Está bien que sea así. A vos te valoran por lo que haces. La gente, que es espontánea, reacciona así.
Moyá: "Ha trabajado en consecuencia para tener el lugar que tiene. Jan tuvo una lesión y Miguel empezó a trabajar muy bien. Después arrancamos con él hasta el partido de Champions y luego volvimos a contar con él, está creciendo en su entrenamiento diario y se está involucrando con el grupo. Se ha metido en la idiosincrasia del grupo y del equipo".
Miranda-Godín: "Es la pareja más equilibrada. Han respondido con un nivel muy regular, están muy concentrados. Son rápidos, saben a lo que tenemos que jugar y para mí son dos grandísimos defensores".
Sistema: Nosotros mantenemos un sistema y siempre cuesta que cuando un jugador llegue se involucre rápido. Yo sigo a lo que el equipo me pide. Por ejemplo Arda, que es el más talentoso, necesita jugar en un lugar, Arda suelto no me gusta.
Nunca entrenarías al Madrid: "Eso ya lo dije... es normal, tengo una identificación muy profunda con el Atlético de Madrid".
Fernando Torres: "Hablé después del partido con el Chelsea, pero la dirección deportiva trabaja en consecuencia de las condiciones económicas... le dije un montón de cosas".
Objetivos: "Conseguir el tercer puesto y en la Champions competir. El primer objetivo es la Champions porque es lo mejor para el club, para los jugadores, afición... No tuve que superar lo de la final, lo que sí valoro es el golazo de Ramos, de un jugador extraordinario y de una fortaleza anímica increíble, yo valoro eso. Si hay alguna manera de perder en fútbol bienvenido sea que se te rompan todos los jugadores en la cancha".

Los hinchas del Marsella enloquecidos cantan por Bielsa y por Argentina

Marcelo Bielsa cada vez que dirige en un lugar, lo revoluciona no solo por sus métodos de trabajo, que son muy particulares, si no por lo que logra con rendimientos y resultados, es que ahora su Olympique de Marsella marcha como único líder de la Liga francesa con 28 unidades y aventaja por 7 unidades a su perseguidor el Paris Saint Germain.


Ademas de ir puntero, el equipo del ‘Loco’ Bielsa lleva un nuevo record de ocho triunfos consecutivos, por esto y mucho más los hinchas lo adoran y demuestran todo su afecto en las tribunas.


A la famosa y cocida canción de la hinchada argentina, “ Vamos, vamos Argentina”, los hinchas del Olympique la entonan en agradecimiento a Bielsa y cantan: "Vamos, vamos, Argentina, vamos, vamos,¡Bielsa!".


La hinchada corea el nombre de Bielsa aplaudiendo, mientras uno encabeza la batuta con un micrófono, despertando la locura de los demás hinchas. Un loco que despierta locuras, así es Marcelo Bielsa.

La crisis ha reducido los sueldos en un 75% en el fútbol modesto.


Hace menos de una década, quedarse a las puertas del fútbol profesional no era un drama. Miles de futbolistas de Segunda B y Tercera se ganaban la vida con suficiencia en esas categorías aleja

















Hace menos de una década, quedarse a las puertas del fútbol profesional no era un drama. Miles de futbolistas de Segunda B y Tercera se ganaban la vida con suficiencia en esas categorías alejadas de los focos, en las que diez años de trabajo eran sinónimo, en la mayoría de los casos, de una jubilación holgada o, cuanto menos, de una vida posterior sin apreturas. Ese sueño de miles de jóvenes se trunca ahora con más facilidad, bombardeado por una crisis económica que se ha comido el fútbol modesto hasta dejarlo al borde de la desaparición, subsistiendo como se puede, pero lejos del futuro brillante y cargado de euros al que iba aparejado hace solo un puñado de temporadas.
Alberto Merino (La Línea de la Concepción, 1975) lo sabe muy bien. Lleva desde 1996 jugando en Segunda B. No hay un futbolista que haya disputado más partidos en la categoría, en la que ha pasado por cinco equipos en casi veinte años de carrera. Su vida laboral ofrece una radiografía casi perfecta de lo que ha sido el fútbol modesto y en lo que se ha convertido en nuestros días. «La vida de un futbolista de Segunda B ahora es la de un ‘currito’ más. Antes podías vivir exclusivamente para el fútbol y ahora el que más o el que menos tiene que buscarse la vida para encontrar un complemento», asume el defensa, que actualmente defiende los colores de la Balompédica Linense.

Futbolistas mileuristas

Allí no hay cámaras en los entrenamientos ni Ferraris en el parking. La vida es más normal, como en la mayoría de equipos de la categoría. Una vida entregada al deporte, al igual que en cualquier equipo de Primera, pero con una contrapartida económica muy alejada de la de aquellos. «Quitando dos o tres clubes punteros, los sueldos en Segunda B ahora no van mucho más allá de los mil euros. Con eso puedes vivir, pero no pensar en el futuro», afirma Merino, que en el pasado conoció también las vacas gordas de la categoría. Años en los que un sueldo medio rondaba los cuatro o cinco mil euros, en los que había fichas por encima de los 150.000 euros anuales y primas millonarias que a día de hoy son inexistentes.

«Entonces, tenías un colchón económico. No es que fueras a hacerte rico, pero te daba para vivir bien e intentar pagar una hipoteca antes de retirarte. La gente puede pensar que somos unos privilegiados, pero la vida del futbolista es muy corta y muy sacrificada», señala con cierta amargura, haciendo hincapié en los problemas que él mismo y muchos compañeros han atravesado en un pasado reciente para poder cobrar las nóminas. Deudas que en muchos casos han quedado en el limbo por la desaparición de los clubes o por el farragoso sistema judicial que deja indefenso al jugador.

Becas y ayudas

Ese futuro incierto es el que ha hecho que tanto los propios jugadores como la Asociación de Futbolistas (AFE) comiencen a pensar con más fuerza en la vida después del fútbol. Luis Rubiales, presidente de la AFE, reconoce que muchos futbolistas les reclaman hoy en día este tipo de ayuda y que desde la asociación se ha reforzado el área social con charlas informativas y becas de estudios que en solo cuatro años han multiplicado por cuatro su dotación económica.
 «Actualmente destinamos más de 800.000 euros a la formación de los futbolistas fuera del campo. Más de 1.300 jugadores se benefician de esta ayuda, dedicada en más de la mitad de los casos a estudios universitarios y el resto a Formación Profesional, cursos relacionados con el deporte (quiropráctica, masajista...) o idiomas», señala el dirigente, consciente de que esta ayuda es ahora más importante que nunca. «Las charlas que damos en los vestuarios están orientadas al futuro. Al día después y a la capacidad de ahorro», apunta. Son claves para que el adiós al fútbol no sea traumático.
Rubiales recuerda que los sueldos se han recortado en un 75 por ciento, mientras que los ingresos de los clubes han crecido. La crisis afecta, pero donde más se ha notado es en la nómina del principal protagonista del juego, algo a lo que Rubiales cree que hay que buscar solución. «La crisis en el fútbol no es económica, es de reparto y gestión. La Segunda B es el gran vivero del fútbol profesional y deberíamos sentarnos para ver si un porcentaje de esos ingresos puede llegar a los más modestos», aboga Rubiales, quien ve en los horarios del fútbol profesional otro problema para la supervivencia de los modestos. «Se han adueñado de toda la franja horaria y eso ha reducido la asistencia a los campos y, por consiguiente, los ingresos de los clubes más pequeños», señala el presidente de la AFE.

Éxodo nacional

El paro en España ha llevado a muchos jóvenes a buscarse la vida fuera del país. Un éxodo que se reproduce en el mundo del fútbol, donde cada verano hay más jugadores que se marchan al extranjero. José Antonio Martín Otín «Petón» corrobora esta tendencia desde su larga experiencia como representante de jugadores. El actual Consejero Delegado de Bahía -una de las agencias más importantes de España- reconoce que «un gran número de futbolistas de segunda o primera línea prefieren ahora salir a ligas europeas, donde cobran mucho más dinero. Hace años, el futbolista de Segunda B podía vivir y pensar en el futuro. Ahora, fuera les ofrecen contratos más suculentos y con mayor seguridad de cobro que en España», afirma Petón. El mercado de fichajes en Segunda y Segunda B está muerto. «No hay traspasos en esas categorías, solo intercambio de cromos», señala.
A pesar de las dificultades referidas, todos coinciden en que el sueño sigue vivo. Tienen que hacerlo. «El fútbol es demasiado bonito como para que lo entierre el dinero», afirma Alberto Merino, que apura sus últimos años sobre el césped animando a los más jóvenes a entrenar duro y con la esperanza de un futuro mejor, alejado del lujo, pero cargado de ilusión.

La Segunda B, en números

Zach Zeiler y su transformación, de ser débil y superar un cáncer a convertirse en fisioculturista

http://www.vitonica.com/

Otra de esas historias de superación que nos motivan y tanto nos gusta compartir en Vitónica, pues demuestran cómo las personas con persistencia, trabajo y superación son capaces de conseguir objetivos que creían imposibles, pero no destinados a mejorar marcas o conseguir éxitos deportivos, sino que lo más importante es que consiguen mejorar su calidad de vida y su felicidad.
Casos como el de Zach Zeiler, un joven estadounidense que pasó de ser muy delgado y débil y tener que luchar contra un cáncer a convertirse en fisioculturista. En el vídeo podéis ver la transformación.

Secretos de la gente positiva

www.vanidades.com
Secretos de la gente positiva



La psicóloga
 Patricia Ramírez explica cómo piensan y actúan quienes se levantan tras las más duras caídas.Injusticias, maltratos, pérdidas... Sea cual sea el golpe que reciban, hay personas positivas que rehacen sus vidas y solucionan sus problemas

"Nadie vive todo el tiempo una vida de príncipes. Todos conocemos a personas enfermas cercanas, tenemos problemas que resolver y sobrellevamos situaciones difíciles. Si esperamos el momento idóneo para actuar, no lo haremos nunca porque no existe", explica la psicóloga clínica Patricia Ramírez.

Según esta especialista autora de la obra Autoayúdate, "algunas personas viven o han vivido situaciones extremas o de gran dureza, consiguiendo vivir con este problema cómo si no existiera y, a la vez, trabajar, disfrutar e implicarse con la vida, para después superarlo".

TOMAR UNA ACTITUD ANTE LA VIDA
Hay quienes han sufrido injusticias pero 2salen airosos, sufren, lo pasan mal, pero son capaces de sacar una fuerza interior que les convierte casi en héroes de sus vidas y en el ejemplo para los que les rodean", según esta profesional especializada en trabajo en equipo, liderazgo, cohesión, optimismo y actitud (www.patriciaramirezloeffler.com).

Para conocer los secretos de aquellos que --en palabras de Ramírez-- "pulverizan el pedrusco (cualquiera de los golpes de la vida) y lo convierten en arena, consiguiendo normalizar su existencia". En entrevista, esta psicóloga aconseja aprender de esos hombres y mujeres "como tú y como yo", que vivieron momentos complicados y han triunfado en las batallas de sus vidas.
Afirma que "nuestra vida es lo que decidimos". 
Las circunstancias que nos rodean no dependen muchas veces de nosotros: la crisis, despidos, el paro, que nuestra pareja decida dejarnos. Pero la forma en cómo interpretamos lo que nos sucede y la actitud que tomamos ante la vida, sí es decisión nuestra.
Personas con problemas muy parecidos y circunstancias socioeconómicas y familiares similares, se enfrentan de forma distinta a su problema. Unas tienen una visión catastrófica y anticipan continuamente lo que puede salir mal y otras, más optimistas, ante situaciones similares, encaran la vida con ilusión, con fe y con más soluciones que problemas.

¿Cuál es el "denominador común" de las personas que resuelven sus problemas y salen victoriosas de las adversidades? 
La atención, es decir lo que piensan, sienten y hacen. Hay personas que ponen su atención en lo que depende de ellas y esto les confiere control. Otros, en cambio, solo piensan en lo que no funciona y que, además, no depende de ellos. La gente sale victoriosa no porque tenga suerte, sino porque da más valor a levantarse que a recrearse en el error o lo que salió mal. La conducta victimista nos debilita e impide centrar nuestra atención en las nuevas oportunidades que surgen. 

NUNCA HAY QUE DEJAR DE MOVERSE 

¿Y por qué unos eligen un camino y otros toman otro? 
Somos responsables de lo que sentimos, pensamos y hacemos y esas tres variables lo condicionan todo. Tenemos libertad para elegir, pero no siempre lo hacemos de forma eficaz.

¿Cómo alejan estas personas sus dificultades y consiguen trabajar y disfrutar de la vida, pese a estar en una situación crítica? 
Centrando la atención en lo que suma y en lo que depende de ellas. Buscando soluciones en lugar de recrearse en el dolor y el problema. Dificultades tenemos todos, pero unos los magnifican y solo hablan de ellas y otros, durante el mismo periodo, buscan ayuda en amigos, familia, soluciones, ideas, y cambian la manera de hacer las cosas. Son personas que nunca dejan de moverse, y que no se detienen a ver venir las situaciones.

¿A qué atribuye que algunas personas sean capaces de vivir en paralelo con los problemas y sobrellevar las dificultades? 
No creo que sea algo natural, no nacieron con ello. Lo fueron aprendiendo por el camino, a través de la educación en valores, de los maestros, de las experiencias con los amigos, con sus compromisos, etc. Y en determinado momento ejercen esas capacidades de forma natural porque las han entrenado, son responsables con sus vidas. No están esperando que vengan a rescatarlos, sino que decidieron coger el timón. Esta actitud puede venir inculcada a través de la escala de valores que recibieron en casa o que haya salido de ellos mismos.  

También afirma que "nuestra felicidad depende de nosotros mismos".
Que los demás nos atiendan tiene "efectos secundarios positivos". Por ejemplo, la gente está pendiente de nosotros y recibimos atención. Pero también tiene importantes consecuencias negativas, ya que "estamos vendidos", porque para ser felices necesitamos que los demás nos llamen, nos pregunten, nos ayuden. Uno tiene que ser capaz de autogestionarse, sobre todo en lo emocional. Y todo lo que venga de ayuda, bendito sea.

PENSAR DE FORMA ÚTIL 

¿Cómo puede desarrollarse la capacidad de gestionar y disfrutar de la vida "pese a que lluevan piedras"? 
Esta capacidad es la consecuencia de mucho entrenamiento, de anteponer por filosofía lo que suma a lo que resta. Todos tenemos la capacidad de entrenarlo, y si uno cree que no puede, tiene que pedir ayuda a un especialista, igual que lo hace con un médico endocrinólogo cuando quiere perder peso.

¿Otra claves para salir airoso de la dificultades sería actuar en vez de esperar? Usted afirma "si esperamos el momento idóneo para actuar, no lo haremos nunca, porque no existe". 
En efecto. Hay personas que esperan que haya una situación idílica para tomar decisiones, para salir de su zona de confort psicológico. Temen a las emociones como el miedo, la ansiedad o la incertidumbre. Pero estas emociones forman parte de la vida y tenemos que aprender a convivir con ellas, a quitarles valor y a aceptar que son parte de nuestro crecimiento personal y profesional. No hay una situación idílica, pero si la posibilidad de que uno sigua construyendo a pesar de la adversidad.

¿Qué actitudes, conductas podemos cultivar para desarrollar las capacidades que las personas que resuelven sus problemas? 
Tenemos que pensar de forma útil, ni positiva ni negativa. Hay que pensar en aquello de lo que sí que nos podemos ocupar, y alejarnos de lo que no podemos atender.  La clave es mantener un pensamiento orientado y firme hacia el éxito y siempre basado en lo que depende de nosotros mismos. La información la elegimos nosotros, porque somos libres de tener en nuestra mente los pensamientos que deseamos.

Para lograrlo, usted pone el símil de un GPS.
En efecto, hay que programar la mente como si fuera el posicionador geográfico electrónico que llevamos a bordo de nuestro vehículo, introduciendo la información que nos lleva al lugar deseado, y no aquella que nos dice cómo fracasar. Cuando nos dirigimos a una dirección, qué introducimos en el GPS: ¿las diferentes maneras de cómo no llegar al sitio al que queremos llegar o solo la dirección a la que nos dirigimos? ¡Pues eso!

La teoria de redes, desvela los secretos del tiki-taka

www.elconfidencial.com/

Una de las grandes aspiraciones de muchos equipos de fútbol moderno es ofrecer un estilo de juego con el que identificarse y que a la vez resulte eficaz. Entre esos equipos ha destacado durante los últimos años el F.C. Barcelona, cuyo juego, basado en la posesión y la rápida circulación de balón, ha sido adoptado como una seña de identidad por parte del club. Pero, ¿es posible, desde un punto de vista científico tener un estilo único jugando al fútbol?
Pese a que para muchos aficionados resulta fácil diferenciar el estilo de juego del Barcelona, es complicado mostrar esa diferencia a través de los datos. Sin embargo, un reciente estudio en el que ha trabajado un investigador español ha conseguido caracterizar el patrón de juego del equipo catalán y ha demostrado que es claramente diferente al resto, no solo en la liga española, sino también entre los equipos de las grandes ligas europeas.
Los investigadores han analizado los pases de los partidos de las primeras divisiones de las ligas española, inglesa, francesa, alemana e italiana durante la temporada 2012/2013Para llegar a esta conclusión los autores del estudio, entre los que se encuentra el director de I+D de Telefónica, Pablo Rodríguez, han aplicado la teoría de redes para estudiar y caracterizar los patrones de juego de los distintos equipos del continente.Partiendo de que los jugadores de un equipo pueden formar una red, los investigadores han analizado los pases de todos los partidos de fútbol de las primeras divisiones de las competiciones española, inglesa, francesa, alemana e italiana durante la temporada 2012/2013. Una labor compleja, ya que solo en la española se juegan 380 partidos en los que se realizan más de 250.000 pases.

Contando las distintas secuencias de pases
Para analizar los patrones de juego los investigadores han definido cuatro secuencias de pase diferentes, contando tres pases consecutivos entre jugadores. Estas secuencias se definieron como ABAB, ABAC, ABCA y ABCD. De forma que en el ABAC, el jugador 1 da un pase al jugador 2, que devuelve el balón al jugador 1, que finalmente se lo pasa al 3.
Los resultados, presentados en la conferencia KDD2014 en Nueva York, mostraron que el F.C. Barcelona tenía menos secuencias de pase del tipo ABCD, que se puede considerar la más simple, ya que es una secuencia de 3 pases entre 4 jugadores diferentes (el jugador 1 pasa al 2, éste al 3 que finalmente pasa al 4). Sin embargo, utiliza dos de las otras tres secuencias de forma mucho más frecuente que el resto de equipos: las ABAB y ABAC. La estructura de estas secuencias se considera más compleja dado que implica que dos jugadores se pasen el balón mutuamente en más de una ocasión, lo que en el mundo del fútbol se conoce habitualmente como una pared.
Sin embargo, según los autores del estudio los patrones de juego del Barcelona no pueden reducirse a afirmar que este equipo hace más paredes que el resto. Según Rodríguez, “este tipo de jugadas pueden hacer que se formen grupos de jugadores aislados del resto y eso no ocurre en este caso. Lo que hemos observado es que su forma de jugar hace que los jugadores estén más conectados, lo que ofrece más alternativas de juego”.
Precisamente, el siguiente paso del estudio será comenzar a analizar a los jugadores que no están incluidos en estas secuencias: “Para nosotros también es importante incluir a los jugadores que no están alrededor del balón, eso haría más completo el análisis y será nuestro siguiente paso”, afirma Rodríguez.

Ciencia aplicada al deporte
Pero la aplicación de la teoría de redes no es algo novedoso en el mundo del fútbol. Existen estudios anteriores que ya han analizado estrategias de juego mediante este método. En esos casos el análisis se centraba en estudiar el número de pases, la distancia recorrida por el balón o los jugadores involucrados. “Nosotros observamos cómo evolucionan con el tiempo los distintos patrones de pases. El objetivo de nuestro estudio, a diferencia de los anteriores, no es tanto analizar la estructura sino la evolución y la adaptación según avanza el juego”, asegura Rodríguez.
Entre los estudios anteriores se encuentran varios trabajos de otro investigador español, Javier López Peña, Profesor del University College de Londres, quien ha valorado positivamente el trabajo de Rodríguez: “Creo que aporta un punto de vista diferente a la hora de describir cual es el estilo de juego de un equipo. Este término no está definido científicamente, por lo que de momento nos tenemos que limitar a buscar elementos diferenciadores entre equipos y después comprobar cómo estas diferencias se corresponden con el conocimiento general del juego”.

El 95% del tiempo de un partido de fútbol transcurre dando pases, no tirando a puerta ni marcando goles.

Para López Peña la aplicación de la teoría de redes al mundo del fútbol es una manera diferente y necesaria de resumir lo que pasa en el terreno de juego, ya que “el 95% del tiempo de un partido de fútbol transcurre dando pases, no tirando a puerta ni marcando goles, sin embargo los pases apenas se analizan en las estadísticas post-partido”. Pero para ello, insiste, “hay que introducir técnicas de análisis más sofisticadas que vayan más allá de simplemente contar cuántos pases ha dado un equipo”. Según ambos investigadores este tipo de análisis puede ofrecer información inmediata muy útil sobre el flujo de juego de un equipo, indicando si abusa de los pases en largo o si buscan siempre a los mismos jugadores, pero también puede ayudar a detectar cosas más sutiles. “Por ejemplo, si hay dos jugadores en posiciones cercanas en el campo que se pasan el balón con una frecuencia significativamente inferior a la que sería habitual, esto puede ser un indicador de que hay algún tipo de tensión o problema entre los jugadores. Para el entrenador y el equipo, detectar estas cosas lo antes posible es muy importante”, afirma López Peña.

La utilización de este tipo de análisis se va introduciendo poco a poco en el mundo del fútbol, sin embargo, ambos investigadores reconocen que siempre habrá ciertas limitaciones. “Es complicado conocer todo, ya que no solo influyen las estrategias, sino que también existen otros factores que aún no se pueden calcular matemáticamente, como la motivación de los jugadores, la influencia del ambiente, etc.”, asegura Rodríguez.
Igualmente López Peña reconoce que “hay nociones referidas al fútbol que son subjetivas, por lo que no sería razonable decir que nuestros números tengan la última palabra sobre el tema”. Al fin y al cabo, y como dijera en su día Vujadin Boskov: “fútbol es fútbol”.

¿Como mejorar la concentración en el deporte?



¿Qué es la atención? Aún hoy día y debido a su complejidad aún no se cuenta con una definición consensuada y unívoca del concepto sobre todo por la dificultad que entraña entenderlo e identificarlo en términos operativos y precisos. Por un lado pueden entenderse como un proceso cognitivo discriminativo que tendría como finalidad la selectiva esto es, funcionaria como un mecanismo a través del cual la enorme cantidad de información que recibimos a través de los sentidos es filtrada en función de las demandas del ambiente. Por otro lado la atención se encuentra en la base del resto de los procesos cognitivos controlando, regulando y acompañando al resto de los componentes del procesamiento cognitivo. Ya lo dice Goleman en su maravilloso libro Focus: “Si nuestra destreza en la atención es pobre, también lo será en nuestro desempeño, pero si, por el contrario, está bien desarrollada nuestro desempeño puede llegar a ser excelente”.
Enlace original: www.elconfidencial.com
Enlace original foto: www.elconfidencial.com
Así pues, en el deporte como en la vida misma, tener la capacidad de conocer y dominar nuestros propios procesos atencionales así como nuestra concentración es algo fundamental. Por ejemplo en el deporte de alto rendimiento y en las situaciones de competición cualquier pérdida concentración por momentánea que sea, puede conducir inevitablemente a un error irreparable que en ocasiones llega a tirar por la borda meses de esfuerzo y trabajo.
Hay que tener en cuenta que, aunque existe cierta tendencia a utilizar como sinónimos atención y concentración, ambos conceptos son diferentes, siendo la concentración el mantenimiento de la atención a lo largo de un tiempo más o menos duradero en función de la situación o tarea que se esté enfrentando. En muchas ocasiones se les exige a los jugadores mantener la concentración pero pocas veces se trabaja este aspecto dentro de los entrenamientos.
Una de las estrategias más sencillas para trabajar en la mejora de la atención y la concentración es realizar en los entrenamientos actividades en las que se introduzcan estímulos distractores tales como ruidos grabados que simulen que las gradas están llenas o cualquier otro distractor que pueda hacer acto de presencia durante la competición. Cuánto más planificada y parecida a una situación real sean las actividades mayor probabilidad de que el jugador esté preparado y la afronte correctamente.
Otro de las numerosas estrategias que pueden ponerse en marcha para mejorar la atención y por ende, la concentración es el uso de palabras convenidas. Este tipo de palabras se caracterizan por desencadenar una reacción emocional o motivacional y pueden ser o bien instruccionales (sube el brazo, estira..) o propiamente motivacionales (¡vamos!¡adelante!). La estrategia consiste en buscar una palabra que se adapte de manera individual al deportista por lo que son ellos mismos quiénes deben elegirla, y utilizarla cuando, por cualquier motivo interno o externo, sientan que están perdiendo la concentración. Por supuesto, es importante trabajar con estas palabras durante las sesiones de entrenamiento ya que requieren de cierto tiempo para asociarse a la reacción que pretenden causar.
Durante competiciones y entrenamientos existen ciertas dificultades con las que se pueden encontrar los deportistas. Una de las mayores dificultades en lo que atención y concentración se refiere, es la tendencia a hacer evaluaciones acerca de su ejecución y clasificaras en positivas o negativas. Estas evaluaciones llevan inevitablemente a provocar reacciones personales y sobre todo tienden a distraer al deportista por lo que posiblemente se reflejará en una disminución del pensamiento. Esto ocurre porque el cerebro empieza a desatender al cuerpo y se centra en estas valoraciones reduciendo no solo nuestra concentración, sino que además influye notablemente en la capacidad para la toma de decisiones. Por lo que hay que intentar transmitir a nuestros deportistas que deben examinar las actuaciones de manera constructiva y asumir el fallo en cuestión para intentar mejorarlo de cara a una situación futura y aún más importante es que, si esto ocurre en el transcurso de una competición debe hacerse una vez finalizada lejos de las tensiones del momento y en un ambiente relajado y que permita una adecuada reflexión sin poner en juego el rendimiento.
Por último quiero hablaros varios aspectos que, aunque no son estrategias propiamente dichas ayudan a mantener la concentración durante el tiempo de entrenamiento o competición: la anticipación de dificultades y el establecimiento de rutinas. Prever posibles dificultades y planificar y/o visualizar mediante imaginación las actuaciones que podrían ponerse en marcha en caso de que tengan lugar ayuda nuestro cerebro a estar preparado para posibles situaciones futuras puesto que nos ahorraremos las reacciones emocionales propias de no saber afrontarlas y el tener que buscar de manera premeditada una actuación alternativa. Cuantas más circunstancias se tengan controladas menos lugar se deja al factor sorpresa y por lo tanto menos probable es que logre distorsionar la concentración durante la ejecución. Las rutinas por su parte, forman parte en cierta manera de está anticipación. Las rutinas son capaces de focalizar la concentración ya que suelen asociarse a comportamientos aprendidos que llegan a automatizarse. Ayudan en gran medida a organizar el tiempo anterior a la ejecución o durante la misma (por ejemplo, tras un descanso) y hace que el deportista se prepare mentalmente para cuando llegue el momento de su desempeño puesto que estructuran los procesos de pensamiento y los estados emocionales centrando la atención en el presente y en las señales vinculadas a la tarea. Un ejemplo de rutina sería el futbolista que entra en el campo con el pie derecho y toca el césped antes de comenzar el partido o botar la pelota un número determinado de veces. La mayoría son conscientes de que con ello no se altera la suerte pero sin duda es una forma de prepararse, concentrarse y decirse a si mismo ¡Vamos que esto empieza!
- See more at: http://futbolenpositivo.com/index.php/concentracion-en-el-deporte/#sthash.hSQNuFXG.dpuf

Rotaciones inteligentes ¿También los porteros?


                                             Rotaciones inteligentes ¿También los porteros? 

Hace años, sabíamos la alineación de un equipo de fútbol de memoria. En general, había unos titulares que solo eran sustituidos cuando estaban sancionados, lesionados o para reservarlos antes de un compromiso muy importante. Pero el incremento del número de partidos y una forma de jugar que exige un mayor esfuerzo, obligaron a que hubiera rotaciones con el objetivo de dosificar el desgaste de los jugadores. Las rotaciones también aportan ventajas estratégicas según sean las características de los alineados, y contribuyen a que haya más futbolistas de la plantilla verdaderamente involucrados, motivados y en condiciones de aportar el máximo. Los crack rotan poco. Por motivos deportivos y del negocio, es preferible dosificar su esfuerzo en los ensayos para que el día de la función estén en el escenario. Lo agradecen el equipo, los patrocinadores, las televisiones y el público. Otra cosa son los lugartenientes y los soldados, cuyo valor es incalculable si son capaces de darlo todo en el campo. En esos puestos, las rotaciones parecen clave; sobre todo en los equipos que cada tres/cuatro días están en la arena. 
Eso sí, serán productivas si los jugadores las entienden como algo estratégico y no como una penalización por el rendimiento. Si un jugador está mal y no demuestra en los entrenamientos que puede jugar, lo normal es que el entrenador no le ponga, pero de no ser así, los futbolistas deben comprender y asumir su rol en la rotación para poder jugar sin miedo a fallar. Una cosa es sustituir a alguien porque lo hace mal, que a veces será necesario, y otra que esa sustitución forme parte de un plan estratégico de rotación. Dentro de ese plan, habrá unos que jugarán más que otros, y siempre será recomendable que exista un cierto margen para la competencia interna, pero cada jugador debe conocer la idea que el entrenador tiene sobre él: la medida en que cuenta con él en su plan de rotación.   
El asunto de las rotaciones es carne de fácil polémica en los medios de comunicación y las tertulias de los aficionados. Si se hacen y los resultados son buenos, se ensalza al gran estratega que las diseñó y puso en práctica. Pero si el equipo pierde, se cuestiona la necesidad de rotar y se aprovecha para disparar al entrenador indefenso. Sucede lo mismo cuando no se rota. Mientras las cosas van bien, se alaba que el míster mantenga a los titulares sin pensar más allá del partido siguiente. Ahora bien, si más adelante, en el clímax de la temporada, el equipo falla, se crítica que ese entrenador no fuera previsor y exprimiera a unos guerreros que ahora llegan agotados a las batallas decisivas. Es sencillo juzgar a toro pasado en los platós o las barras de bar en función de los resultados. Otra cosa es acertar con antelación cuando se tiene la responsabilidad, pues si bien parece claro que en general las rotaciones son necesarias, decidir quién, cómo, dónde, cuándo y por qué, conlleva una dificultad notable y un margen inevitable de error. ¿Rotaciones inteligentes?
El filón de esta polémica son las rotaciones de los porteros, sobre todo desde que Ancelotti decidió que Diego López jugara en la liga y Casillas en la Champions y la Copa. Aunque existen antecedentes. A principios de los setenta, Vic Buckingham, entrenador del Barcelona, alternó a Sadurní en casa y a Reina fuera, algo que no cuajó. Más habitual es que el portero suplente juegue la Copa del Rey en las primeras rondas, y que el titular regrese si el equipo avanza. Guardiola rompió esa costumbre con Pinto, suplente de Valdés, dándole la responsabilidad de jugar como titular en la Copa hasta el último partido. Su mensaje fue contundente: “confío en ti, y este es tu hueco”. Pinto no tenía el nivel de Valdés, pero estaba en la plantilla como segundo portero; y Guardiola entendió que debía involucrarlo al máximo asignándole un cometido claro y relevante que lo mantuviera motivado y colaborativo. Paralelamente, había otro mensaje para los demás: “no hay plan B; este es el portero que va a jugar, así que...todos a remar”. En general, esta es una buena política en cualquier equipo, deportivo o de otra índole: que todos (o el mayor número posible) perciban que pueden y deben aportar, sepan cuál es su lugar y se sientan partícipes y responsables del éxito/fracaso colectivo.
Por su especificidad, tradicionalmente se ha considerado el mundo de los porteros como algo aparte. También respecto a las rotaciones. Muchos asumen que los porteros necesitan sentir que tienen una confianza casi ilimitada del entrenador y los compañeros para poder tener una autoconfianza sólida y, a su vez, transmitírsela a los demás. Eso justifica que salvo imposibilidad, juegue siempre aquel que se considera el mejor, sin contemplar la rotación. El argumento es impecable; pero por otro lado, la temporada es larga, y puede ser necesario que el segundo portero tenga que sacar las castañas del fuego, por lo que conviene que se encuentre motivado, trabaje bien en los entrenamientos y compita en los partidos con cierta regularidad. ¿Más confianza al primer portero, o mayor participación del segundo para que esté motivado y preparado? ¿Por qué no ambas? ¿Es grave que el primer portero, sabiendo de antemano que se trata de una estrategia y no un castigo o falta de confianza, deje de jugar algunos partidos? ¿Es lógico que se lesione el primer portero y la suerte del equipo dependa de un suplente que lleva varios meses sin jugar? En general, parece bastante razonable que los porteros también roten.
La función de los porteros ha evolucionado mucho. Parar continua siendo su principal cometido, pero ahora se les pide muchas más cosas: comunicarse, organizar y ayudar a los compañeros, jugar con los pies, iniciar el contraataque, salir del área… Bajo la dirección de entrenadores específicos, los porteros se han hecho futbolistas mucho más completos. Sigue estando vigente que a los delanteros se les valora sobre todo por lo que consiguen y a los porteros por lo que evitan, lo que favorece que, salvo en los penaltis, los errores de estos últimos se noten más, provoquen más críticas y propicien una mayor autoculpabilidad. De ahí darles esa confianza extra que muchos propugnan. Pero hoy, su cometido abarca más que dejar la puerta a cero, y esas otras cualidades también se valoran mucho: no tanto fuera, pero sí dentro de los equipos. Los viejos tópicos van cayendo. ¿Sustituir al portero? ¡Pecado mortal! Van Gaal lo hizo en el mundial antes de una tanda de penaltis. Semanas después fue imitado en un partido internacional femenino, y seguro que en el futuro surgirán otros imitadores, ya que se trata de una innovación que suma. ¿Y entrenar a un jugador de campo también como portero  (en algunos entrenamientos), para el caso de una lesión o tarjeta roja con los cambios agotados? Puede parece un exceso, pero en cuanto lo haga un entrenador de vanguardia, no tardará en ser práctica habitual. ¿Por qué no? Y las rotaciones de porteros ¿Por qué no?
La cuestión de la confianza es clave para los dos porteros que participen en las rotaciones. Una estrategia consiste en dejarles muy claro quién jugará en cada competición, tal y como hizo Guardiola con Valdés y Pinto, o Ancelotti con López y Casillas. Mediante este sistema, cada portero sabe a qué atenerse: si entrena bien y se encuentra en buenas condiciones, cuando llegue su competición, jugará; y aunque falle, el entrenador continuará confiando en él como su primer portero. El inconveniente es que el míster se ata las manos, ya que el día que no cumpla lo que planteó, salvo que exista una razón muy obvia, la confianza que percibía el perjudicado se hará pedacitos. Otra estrategia, menos rígida, es plantear a los porteros que, al igual que sucede con los compañeros de campo, habrá rotaciones para que ambos puedan jugar; que será algo normal en la dinámica del equipo. Habrá uno que jugará más, pero el otro, siempre que esté en buenas condiciones, también lo hará. El problema aquí es decidir cuándo juega el segundo portero, ya que en el partido a partido es fácil que el míster se olvide de él o no encuentre nunca el momento. Por supuesto, no es recomendable que los cambios se produzcan tras un mal partido, pues irá en perjuicio de esa confianza tan necesaria y contribuirá al nerviosismo por miedo al error. Como es obvio, cualquiera que sea la estrategia, lo fundamental es que el entrenador la cumpla, salvo que sea evidente que uno de los dos porteros, por el motivo que sea, pasa por un mal momento. Obvio también, es que el reparto debe tener en cuenta la diferencia de calidad entre los dos porteros: a mayor diferencia, menor reparto; aunque siempre convendrá que el segundo esté preparado.
El segundo portero suele necesitar mucha más confianza que el primero, ya que juega menos y sus errores se ven y critican más que los del titular. De ahí la necesidad de darle partidos para que en el caso de que el titular se ausente en días decisivos, pueda sustituirlo con garantías. El año pasado, avanzada la temporada, faltó Curtois dos/tres partidos, y su sustituto en el Atlético de Madrid tuvo que jugar sin haber pisado la competición en meses. A pesar de ser un portero con amplia experiencia, su rendimiento fue desafortunado. El propio Simeone parece haber reflexionado, concluyendo que este año convendría paliar ese riesgo dándole partidos a Oblak (de momento, su segundo portero). Lo sacó por primera vez en el debut del Atleti en la Champions, ¡ni más ni menos! y el chico no estuvo bien. Desde entonces, no ha vuelto a jugar. Ayer mismo, el portero titular cometió errores graves que seguramente no se valorarán igual. ¿Qué pasa ahora con la confianza que percibe Oblak de su entrenador? En el Barcelona, Luis Enrique ha alineado a Ter Stegen, su segundo portero, en los dos partidos de Champions, pero veremos si lo sigue haciendo tras los errores de este en el último encuentro contra el PSG. ¿Será consistente con su planteamiento, demostrando que confía en el portero pese a su mala noche y las críticas externas? En ambos casos, ha sido muy arriesgado exponer al segundo portero a tan tamaña responsabilidad sin haberse rodado antes en duelos más asequibles, más aún teniendo en cuenta que los dos son nuevos en la plantilla. Aunque sean grandes jugadores con experiencia, la confianza se gana jugando partidos, obteniendo pequeños éxitos y teniendo buenas sensaciones. Lo bueno de Pinto es que comenzaba en la Copa con partidos fáciles que afianzaban su confianza y la de sus compañeros. El caso de Casillas es diferente. No es un buen portero, sino un superclase que además llevaba en el equipo mucho tiempo. Y lo que hizo el año pasado, tiene un mérito enorme que no está al alcance de cualquiera. No todos son Casillas. ¿Rotaciones inteligentes?
Medir bien los partidos que juega el segundo portero es muy importante para que la confianza crezca: la suya y la de los demás en él. Lo más recomendable es que comience con partidos de dificultad menor, y después se enfrente a otros de mayor aprieto. Ancelotti ha estado muy acertado dándole un primer partido “fácil” a Keylor Navas. Probablemente, más adelante le alineará en otros más complicados, y así lo tendrá listo por si lo necesita con continuidad. ¿Oblak? ¿Ter Stegen? ¿Son malas las rotaciones, o se eligió mal el momento?
Esta reflexión también puede ser útil en otros contextos de rendimiento. Si a los segundos no se les da la oportunidad de ser primeros en algunos proyectos, lo más probable es que su motivación decaiga, salvo que prefieran la comodidad de la segunda línea. Además, si llega el caso de tener que afrontar una responsabilidad mayor, no estarán preparados. Pero no se trata de lanzarlos a las fieras sin más, sino de hacerlo progresivamente, de manera que comiencen exponiéndose a proyectos que puedan manejar y consolidar con éxito para que su autoconfianza y la de los demás en ellos crezca. ¿Rotaciones inteligentes?
Chema Buceta
5-10-2014
@chemabuceta
www.palestraweb.com

La comida precompetición de los deportistas más conocidos



La dieta es el complemento clave de un buen entrenamiento, por eso, cuidar lo que comemos antes de una competición puede ser de mucha ayuda para el rendimiento. En Vitónica ya hemos dado algunos consejos sobre qué consumir antes del esfuerzo y hoy te mostramos en qué consiste la comida precompetición de los deportistas más conocidos.
Basado en datos de la NBA, de reconocidos periódicos y fuentes deportivas, se ha creado el siguiente vídeo que compartimos con vosotros en donde podemos ver gráficamente qué comen los atletas antes de una competición:

La mayor parte de los deportistas ingieren preparaciones con hidratos, proteínas y líquidos, siendo los alimento más frecuente en las comidas precompetición de los atletas la pasta, el pollo y las frutas o vegetales.
Aunque, si bien la mayor parte de estos atletas ingiere hidratos complejos antes de competir, es llamativo que la jugadora de baloncesto Brittney Grinner sólo ingiera tocino antes de competir, y más sorprendente aun es el caso de la tenista Serena Williams que declara no consumir nada previo al esfuerzo.
El vídeo también incluye algunos competidores no deportivos como un jugador de ajedrez o un participante de concursos de ingesta de comida, pero la mayor parte de ellos son reconocidos deportistas del mundo del baloncesto, el fútbol, la natación, el tenis o el hockey.
Y si se analiza la comida precompetición de los deportistas más conocidos queda claro que lo principal es tener energía para rendir al máximo durante la competición, ingiriendo alimentos con hidratos de carbono, algo de proteínas y líquidos.
No olvides que para dar lo mejor de ti durante un gran desafío lo mejor es comer una hora o más tiempo antes de la prueba, incluyendo alimentos que provean energía por largo tiempo al organismo sin complicar demasiado la digestión.

La alimentación del corredor

blogs.runners.es
Alimentación saludable
Llevar a cabo una alimentación saludable y equilibrada puede alejarte de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Lo principal es conseguir el equilibrio correcto entre cuánto necesitas comer en relación con la cantidad de ejercicio que realizas, además de mantener una alimentación variada.
Convierte a las féculas (carbohidratos), como la pasta, el arroz y las patatas, en la base de tus comidas. Asimismo, trata de ingerir granos integrales siempre que sea posible. Ten en cuenta que las féculas proporcionan mucha energía, así como fibra y un conjunto de nutrientes importantes para conseguir una correcta salud. También deberías tomar, al menos, cinco raciones de fruta y verdura al día. Recuerda que las variedades congeladas, secas y en conserva cuentan también como frescas.
Asimismo, no te olvides de la inclusión en tu dieta de algunos alimentos ricos en proteínas. El pescado, la carne, los huevos y las legumbres son una buena fuente de proteínas. Selecciona cortes magros de carne que contengan menos grasa y cocina los alimentos a la plancha en vez de freírlos. Otros alimentos que puedes incluir en tu alimentación diaria son los lácteos, como la leche, los yogures y el queso, aunque la mayoría de los quesos tienen un alto contenido en grasa.
Dieta y carrera
Llevar una dieta saludable y equilibrada no sólo te ayuda a evitar problemas de salud, también conlleva una mejora de tu rendimiento en carrera gracias a:
  • El incremento de las reservas de energía.
  • El mantenimiento o la consecución del peso ideal.
  • La obtención de las suficientes vitaminas y minerales, vitales para ciertos procesos inherentes a la práctica del ejercicio.
Si mantienes una correcta alimentación obtendrás todos los nutrientes necesarios para una regular práctica deportiva. Las principales fuentes de energías empleadas al correr son los carbohidratos (obtenidos gracias a las féculas) y las grasas (procedentes de los lácteos y carnes). Los carbohidratos proceden de las féculas y proporcionan a los músculos azúcar (glucosa) que se transforma en energía durante el ejercicio.
Durante períodos de ejercicio prolongado, la grasa también se emplea como fuente de energía. Cuanto más tiempo pases haciendo ejercicio, mayor será la contribución de la grasa como combustible y, por tanto, mayor será la pérdida de peso para todos aquellos que se lo planteen.
Las proteínas son una fuente de energía menor, pero lo fundamental es que ayudan a reparar y desarrollar los músculos. Sin embargo, incluso si estás haciendo más ejercicio, probablemente no necesites comer más que la mayoría de la gente que obtiene lo suficiente en su dieta habitual.
El día de la competición
Independientemente de hasta dónde pretendas llegar en la carrera, hay algunos factores clave que te ayudarán a obtener un mejor rendimiento en ese día. Uno de los más importantes es no comer ni beber nada antes o durante la carrera que no haya probado en los entrenamientos.

Antes

Si vas a correr durante más de 90 minutos, por ejemplo, un maratón o medio maratón, se recomienda que sigas un programa de reposición de carbohidratos en los tres días anteriores a la carrera. Esto implica reducir el entrenamiento y aumentar la cantidad de féculas en su dieta. Los expertos en dietética deportiva recomiendan que entre el 70 y el 80 por ciento de la alimentación durante los tres días anteriores a una carrera sean carbohidratos.
La noche previa a la carrera, come algo rico en carbohidratos con proteínas sin grasa, como pasta con salmón. Este menú, junto con la reposición de carbohidratos, es importante para aumentar al máximo las reservas de energía de los músculos.
El día de la carrera, vuelve a seguir una dieta rica en carbohidratos y baja en proteínas, fibra y grasas, por ejemplo, avena con un plátano, una tostada con miel o tortitas con mermelada. Esto aumentará al máximo el nivel de energía de los músculos, algo especialmente importante si la carrera es lo primero que vas a hacer por la mañana después de no haber ingerido nada en toda la noche. Come entre la una y las cuatro, antes de comenzar, de tal modo que tu estómago tenga tiempo de vaciarse. Asegúrate de que bebes suficiente agua y tal vez una taza de té o café.

Durante

Si vas a correr más de 90 minutos, probablemente necesites comer algo durante la carrera para mantenerte en marcha, como por ejemplo fruta o frutos secos, o barritas energéticas. También puedes probar geles de glucosa.
Beber lo suficiente cuando estás corriendo es fundamental. El agua sin más está bien, pero también puedes probar bebidas isotónicas o refrescos a base de extractos (aunque no son necesarios a menos que vaya a recorrer grandes distancias).

Después

Intenta comer alguna fécula dos horas después de terminar la carrera. Los músculos pueden reponer la energía el doble de rápido durante este período. También necesitarás volver a hidratarte después de la carrera y, aunque puede que tengas ganas de celebrarlo, asegúrate de que estás totalmente hidratado con agua o bebidas a base de extractos antes de tomar cualquier bebida con alcohol.

Sorprendido por el apoyo recibido, tanto desde dentro como desde fuera del club.

www.deporteantequera.com

Hay que ser muy tonto o tener intereses raros para querer cargarse a un entrenador en la sexta jornada de liga cuando además ese entrenador es la persona que ha configurado el proyecto y la que mejor conoce la plantilla y probablemente la categoría. Pues a ese nivel llegan las entendederas del personajillo en cuestión que votó la pasada semana tras la derrota ante El Ejido 2012 para echar al técnico del Antequera Club de Fútbol, Vicente Ortiz. 
Todos terminamos muy enfadados con el equipo tras la derrota, me incluyo aunque debería ser imparcial, pero con el Antequera CF me es difícil. Pero comprendo a los aficionados que se marcharon de El Maulí molestos por la mala imagen del equipo. Comprendo la preocupación de los directivos y comprendo que el propio Vicente Ortiz se calentara en la rueda de prensa avisando de que si la cosa no cambiaba pondría el cargo a disposición de la directiva. Pero las decisiones hay que tomarlas con frialdad, una vez que pasa el calentón post partido para no arrepentirnos de nada. El entrenador del Antequera debe ejercer como capitán del barco y, por lo tanto, debe ser el último en abandonarlo.
Yo soy el primero que puesde no estar de acuerdo con algunas de las decisiones que Vicente Ortiz haya podido tomar desde que llegó a Antequera o quizás con alguno de los planteamientos en los partidos, pero al final, quien tiene el título nacional es él, el que estudia al contrario es él, y el que mejor sabe hasta donde pueden llegar los jugadores también es él, por mucho que haya señores que se atribuyan conocimientos todopoderosos de fútbol y el grupo IX de Tercera División como el mentecato del que hablo, del cual no vamos a desvelar su nombre para evitar que lo apaleéis en el próximo partido. Pero afortunadamente, la directiva de este Antequera C. F. tiene gente cuerda, que sabe lo que es poner en su mano una decisión importante, que se esfuerza por mantener el rumbo adecuado y que no se deja influir porque una persona le caiga bien o mal, ponga a sus amigos en el campo o no, o porque ya se haya cansado de aguantar sus tonterías y comentarios absurdos partido tras partido. 
Y allí se quedó, solo con su voto ¡el punto de Melilla va por ti!

@josejavilara

"Yo sé lo jodido que es llegar aquí" Juanfran

www.diariosur.es

Los que conocen a Juanfran Torres saben que siempre ha sido un loco de la selección. «Sí, aunque mis primeros recuerdos no son buenos. Teníamos buenas selecciones pero nos íbamos en cuartos en los campeonatos. Me acuerdo del día de Nigeria, empezamos ganando pero nos remontó... ¡La madre de Dios! Siempre me juntaba en mi casa, con mi padre y con mis amigos. También hay alegrías, el gol de Amor en la Eurocopa del 96 contra Rumanía, el del Alfonso que nos daba la clasificación en la Euro... Empatamos en el 92 y ganamos en la última jugada. Luego el penalti de Raúl ante Francia... Le metimos seis a Bulgaria pero quedamos eliminados. Aquel Mundial fue como lo nuestro en Brasil; el tercer partido estás bien pero eliminado».
Después de Brasil toca volver a ilusionar.
Me sentó muy mal lo que pasó, primero por mis compañeros, pero por el míster sobre todo. Es la persona que más respetas y más aprecio le tienes. Ves que confía en ti y te lleva a un Mundial. Por mis amigos y mi familia. Estar en un Mundial no estás todos los días. Perdimos con Chile y me quedé hundido total. Irte a casa tan pronto después de que lo hubiese pasado mal los primeros días porque llegué a la selección prácticamente cojo, sabiendo que iba a llegar y rendir más adelante, como cuando contó conmigo en el amistoso previo... pero venía de perder la final de la Champions. Fue un mes fatídico, pero las derrotas sirven para corregir cosas. Es cuando más se aprende.
Como toda su experiencia en el Atlético...
En el Atlético lo he pasado muy mal, lo que pasa es que ahora la gente no lo recuerda. Un año de estar muy mal. De encontrarme vacío, porque no jugaba y no contaba ni para Quique ni Gregorio (Manzano). Jugué un día contra el Levante y me lesioné por un golpe de Juanfran. Lo que me faltaba, que me dieran una leche cuando jugaba tan poco. Seguí lesionado, tenía que aguantar como fuera. Realmente, desde el 11 de enero (de 2011) que llego hasta Málaga con el Cholo (2 de enero de 2012), no siento que hay alguien que confíe en mí como luego hace Simeone, que me pone de lateral ese día y los siguientes... hasta hoy. El recorrido la gente lo sabe pero el malo, no. Yo sé lo jodido que es llegar hasta aquí.
Llega el Cholo y juega de lateral: Europa League, selección, Euro, Copa, Liga, final de la Champions y Mundial.
Han pasado cosas muy bonitas en el Atlético, una sucesión de momentos inolvidables. Se han conseguido cosas que hacía mucho que no se conseguían. El Atlético es histórico, un club grande, pero la realidad es que hasta la llegada del Cholo, aunque con Quique se ganó Europa League y Supercopa, los momentos de esplendor de su historia no se vivían. Y con el Cholo los hemos vuelto a tener y he tenido la suerte de vivirlo. Hace poco hablé con Patxi Izco (expresidente de Osasuna) y se lo dije (ríe).
¿Qué le dijo?
Le recordé que no quería que me fuese. '¿Cómo te vas a ir ahora? En verano mejor', decía. Camacho no quería, pero me comprendía. 'Presi, yo esta oportunidad no la puedo dejar escapar. En verano igual ya no me quieren y es el Atlético'. Todo lo que he vivido, aunque lo pasara mal al principio, podría no haber sucedido. Imagina que no firmo por el Atlético, viene el Cholo y no estoy. A lo mejor no vengo a la selección; a lo mejor no soy lateral derecho.
Desde 2012 no falla en la selección.
A estos niveles, llegar es complicado pero mantenerse es... 30 partidos, 40 y a veces 50 en un equipo grande. Tirarte así 10 ó 14 años, como Xavi en el Barça está al alcance de muy pocos. Es mi reto.
Metió un gol con la selección en Guinea pero la FIFA no cuenta el amistoso.
Me lo quitaron (se pega con la mano en la rodilla, bromeando). Soy de meter pocos, marco y me lo quitan. Para el míster seguro que contó. Y para mí. Estadísticamente no está, pero lo sabes.
¿En España somos conscientes de lo logrado? Ahora si no se gana parece un desastre.
Soy poco de pedir, pero si algo le pediría a la gente es que esté en las buenas, en las malas y en las regulares. Sobre todo porque todos los que venimos aquí, ya sea antes, durante o después de ganar títulos, lo damos todo. Somos conscientes de que defendemos a la selección. Todos queremos lo mismo, que España sea el mejor, al fútbol, al básket o al waterpolo. Queremos que la gente sea consciente de que los que venimos lo damos todo. Alguna vez lo podremos conseguir y otras no, pero esta selección, estos jugadores y este entrenador, al que le debemos mucho y al que todos debemos tener un respeto grandísimo... Que sí, que el pasado es pasado y lo que cuenta es el presente y el futuro, vale, pero hay que respetar a la gente y a este seleccionador que nos ha dado títulos y los puede seguir dando. La gente tiene que estar tranquila. Para todos los que venimos aquí defender a España es lo más importante en nuestras vidas.
¿Confía en conseguir una tercera Eurocopa?
Para eso hay que clasificarse. Y eso pasa por ganar a Eslovaquia y Luxemburgo.
Lo olvidaba, 'partido a partido'.
Eso es.

Las frutas que mejoran tu rendimiento y tu recuperación


Las frutas que mejoran tu rendimiento y tu recuperación


www.sportlife.es

Todas las frutas contienen azúcares que aportan energía antes del entrenamiento y nos ayudan a recuperar en los esfuerzos posteriores. Pero no todas las frutas tienen el mismo índice glucémico (I.G.), que representa el tiempo que tarda en aparecer en forma de glucosa en la sangre para su metabolización.

Por este criterio, las frutas con bajo IG son las ideales para tomar antes de entrenar y las de elevado IG están mas indicadas para después de entrenar ya que son azúcares muy rápidos que favorecen una rápida recuperación e hidratación.

En este cuadro puedes ver qué frutas son las más indicadas para antes o para después de entrenar según su I.G. Sólo están representadas las frutas frescas, a los zumos envasados y almíbares se les añade azúcares que modifican su IG.


Antes de entrenar (bajo IG) Después de entrenar (alto IG)
Fresas
Sandía
Manzanas
Melón dulce
Cerezas
Zumo de naranja natural recién exprimido
Pomelo
Plátano
Uvas
Pasas y dátiles
Pera
Mango
Ciruela
Piña
Moras y arándanos

Lecciones de Steve Jobs para el mundo del fútbol...



www.esfutbol.net


“El hombre razonable se adapta al mundo; el no razonable intenta adaptar el mundo a sí mismo. Así pues, el progreso depende del hombre no razonable”. (George Bernard Shaw).
Es un personaje que, de vez en cuando, me gusta utilizar para marcar un estilo en las maneras de hacer, en la manera de dirigir, en la manera de mejorar sus productos para conquistar mercados, incluso en la manera especial de dirigir personas que unos comparten y otros no. Pero la cuestión es que yo quiero extender sus virtudes, quizás también sus defectos, al mundo del fútbol como líder distinguido. El libro “Steve Jobs. Lecciones de liderazgo”, escrito por Walter Isaacson precisa unas recomendaciones muy útiles para extenderlas a directivos, entrenadores y jugadores… “No os conforméis”, un consejo para todos los equipos que no tienen un presupuesto boyante… Es un mensaje motivador, incita a la superación constante. Pero no creo que la misión principal del Rayo Vallecano o el Deportivo de La Coruña sea quedar Campeones, cualquier exigencia en ese sentido sería inútil o desmesura… Es muy bueno aceptar otra recomendación de Jobs: “Piensa en los productos antes que en los beneficios”. En este punto de idealidad, equipos como Elche, Rayo Vallecano, Villarreal, Granada, Levante, están haciendo esfuerzos por mostrar un fútbol de buen nivel aunque los beneficios están por ver… Por el contrario, el Real Madrid de Florentino sigue pensando que primero los beneficios y después los resultados deportivos, pero la fórmula idónea está por ver…

También Jobs aseguraba: “La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”. Es muy difícil concretar lo que el público desea en términos de fútbol jugado, lo más repetido casi siempre es que “Hay que ganar como sea…”, lo cual es indescifrable todavía en el siglo XXI. Ese debate ya ha sido formulado… Aseguran que Henry Ford dijo en cierta ocasión: “Si les hubiera preguntado a los clientes qué querían, me habrían contestado: ¡Un caballo más rápido!”. Aunque no nos equivoquemos, es mi pensamiento, la gente quiere ganar por delante de cualquier otra consideración de estética futbolística… Y siempre apoya su deseo con aquel voluntarismo proverbial: “¡Como sea…!” Pero no es tan fácil conjugar el “qué” con el “cómo”… El día 14 de setiembre tenemos un ejemplo muy próximo. El Atlético de Madrid con un juego especulativo de 75 minutos ganó por dos a uno al Real Madrid, dos buenos goles y válidos, mientras que el mejor fútbol de los madridistas no le sirvió ni para empatar… Y los atléticos tan contentos. ¿Habrían aceptado los aficionados del Real Madrid una victoria obtenida con el estilo del Atlético de Madrid…?
Se ha dicho que los colaboradores de Steve Jobs aseguraban: “Lograbas hacer lo imposible porque no te dabas cuenta de que era imposible”. Claro que también el líder contaba con un principio fundamental: “He aprendido con el paso de los años que cuando cuentas con gente muy buena no necesitas estar siempre encima de ellos. Si esperas que hagan grandes cosas, puedes conseguir que las hagan”. El presidente del Real Madrid lo tiene claro sobre todo en relación con los fichajes de jugadores, menos con los entrenadores en general. Por eso es tan difícil entrenar a este equipo, o hacer debutar a jóvenes en formación que provienen de la cantera. Es la misma táctica que utilizaba Fabio Capello para defender las jugadas de córner, decidía no entrenarlas y manejaba siempre el fichaje de defensas y porteros altos para que sus capacidades resolvieran el problema… Para estas situaciones Steve Jobs manejaba este criterio: “No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan lo que tenemos que hacer”. Algo tan sencillo es difícil luego llevarlo a la práctica.

Hay entrenadores que manejan sus relaciones con los futbolistas con estilo de algodón: “Si quieres miel no des patadas a la colmena”, dice el viejo adagio. Pero Jobs en este aspecto era abrupto, agresivo, y a pesar de ese estilo poco amable tenía el aprecio de sus colaboradores: “Si algo es un asco, se lo digo a la gente a la cara. Mi trabajo consiste en ser sincero”. Pero cuando públicamente dejas al descubierto algunos defectos de los grandes futbolistas, los problemas afluyen… Jobs “Se comportaba como si las normas no fueran con él, y la pasión, la intensidad y la emocionalidad extrema con  las que vivía su vida fueran elementos que también vertía en los productos que creaba. Su mal genio y su impaciencia eran una parte esencial de su perfeccionismo”. Una especie de Mourinho, incluso Van Gaal o Ferguson, o Marcelo Bielsa…

“Las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo cambian”. (Anuncio “Piensa diferente”, Appel 1997). Y aplicado al fútbol, a la competición, al desempeño en los partidos, es muy importante adherirse a esta reflexión muy concreta: “Mantén una visión general sin olvidar los detalles”. Todas las temporadas vemos con estupor cómo alguno de los grandes equipos llegan a perder la Liga precisamente en los partidos pequeños… O en los partidos jugados en campo propio por exceso de confianza… Incluido el apoyo desmedido de la afición lleva a los equipos a olvidarse de los pequeños detalles. Quizás la Selección española sufrió este síndrome con Holanda el primer partido del  “Mundial 2014-Brasil… Todos podríamos recordar algún partido de esta naturaleza…“La sencillez es la máxima sofisticación” es un mensaje publicitario de Appel con el liderazgo de Steve Jobs. Y esa simplificación de ideas es lo más difícil en fútbol, “decidir lo que no hay que hacer es tan importante como decidir lo que hay que hacer”. Veamos esos futbolistas muy dinámicos, muy activos, toda la grada le aplaude porque es un ejemplo de esfuerzo digno de mención… Pero esa locura, esa rebeldía, tiene que estar dirigida con una determinada orientación práctica… Los futbolistas del Barcelona tienen una máxima fundamental: “Primero, no perder el balón”. Y luego ya se juega, centrándose en la esencia del juego. Sin embargo, las locuras también tiene su premio según aseguraba  Steve Jobs: “Sigue hambriento, sigue insensato”. La inconformidad también es un valor fundamental…