El informe de Jose Miguel Carretero: Lukaku

Hola a todos, hoy me he propuesto escribir sobre el delantero que considero mayor promesa futbolística en el ámbito europeo, el portento Romelu Lukaku.

Desde principios de año es un jugador conocido para los clubes multimillonarios europeos, el seguimiento que están haciendo sobre este jovencísimo futbolista equipos tan importantes como Chelsea, Arsenal, Manchester United, Real Madrid o AC Milán es continuo partido a partido. Por lo tanto, no estoy descubriendo al jugador ni mucho menos, pues para los ojeadores el nombre de este chico está escrito con mayúsculas y subrayado desde el año pasado en la agenda de jóvenes promesas mundiales. Es hora de hablar de este talento, de este diamante en bruto que ya empieza a sonar con relativa frecuencia, antes de que fiche por un club grande y no pare de ocupar portadas en los rotativos nacionales e internacionales.

Cuándo hablamos de Romelu Lukaku, lo hacemos de un futbolista belga perteneciente a la primera plantilla del RSC Anderlecht ¡¡con tan sólo 16 años!!. Un jugador de raíces africanas, ya que sus progenitores son naturales de la República Democrática del Congo, lo que le ha llevado a tener también el pasaporte congoleño (aunque seguro que Bélgica no lo deja escapar para la selección absoluta).

Un delantero zurdo con un talento y unas condiciones físicas envidiables y sorprendentes, que si nada ni nadie lo estropea, puede llegar a ser todo lo que él se proponga en esto del fútbol. Acompañado por un físico privilegiado para el deporte y superando ya los 190 centímetros de altura, Romelu Lukaku reúne un cúmulo de virtudes que le vislumbran como el delantero del futuro: gran capacidad para el gol, muy veloz, tremenda potencia que unida a su sobresaliente físico lo hace casi imparable en carrera, de mucha movilidad cayendo frecuentemente a banda izquierda desde donde es habitual verlo dar asistencias de gol con precisión, con un fuerte disparo, sabe manejar muy bien su cuerpo para sacar ventaja a sus adversarios y lo que más sorprende de él es la alta madurez de su juego para tener tan sólo 16 años.

Tanto sus padres (su padre, Roger Lukaku, fue jugador profesional en Bélgica) como su club se preocupan mucho porque este chico tenga una cabeza bien amueblada para llegar a ser lo que todos pensamos que será, un CRACK con mayúsculas. De hecho, el Anderlecht lo ficha tras firmar registros goleadores asombrosos en el FC Bruselas y lo incorpora a la fundación que tiene el club púrpura para fomentar la unión entre fútbol y educación. Una iniciativa muy inteligente llamada “Purple Talents Project” que tiene por objeto que los jugadores de los escalafones inferiores del Anderlecht se formen como personas, como buenos estudiantes para que se abran puertas en la vida y, después de lo anterior y si el chaval tiene condiciones, como futbolistas profesionales. Le dan tanta importancia a los buenos resultados académicos como al fútbol, no entienden una cosa sin la otra, pudiendo llegar a impedir que uno de sus chicos siga jugando en sus filas si no saca adelante sus estudios académicos. Algo de lo que deberían aprender otras canteras (no le hubiera venido mal esta formación al inconstante Balotelli, del Inter de Milán, un futbolista que si quisiera sería de los mejores delanteros del mundo desde ya, estoy deseando que se centre de una vez por todas). En los escalafones inferiores del RSC Anderlecht, Lukaku consigue batir sus propios récords goleadores temporada tras temporada, jugando siempre con jugadores que le superaban su edad mínimo en tres años, debido a las fabulosas condiciones físicas y técnicas del chaval.

Estoy de acuerdo con varios artículos que he leído de periodistas especializados en fútbol internacional, en los cuales reflejan cómo la primera vez que uno ve jugar a este imberbe talento tiene la impresión de que está ante uno de los mejores jugadores del futuro. Realmente, ver jugar a Romelu Lukaku sabiendo que tan sólo cuenta con 16 años resulta una sensación muy ilusionante para los que amamos este deporte. Teniendo en cuenta que tiene un margen de mejora altísimo debido a su precocidad, lo cual hace pronosticar que aumentará sus prestaciones y eso lo hace aun más codiciado, es un futbolista que ya impacta al verlo desenvolverse en un terreno de juego.

Por su edad, todavía estamos hablando de un proyecto de jugador, que debe seguir aprendiendo muchas cosas, pero merece la pena ilusionarse con este chaval y esperemos que los que deben formarlo lo sepan llevar por los enredados senderos futbolísticos para que no se quede en el camino como otras promesas.

Recuerdo una jugada sorprendente sucedida en el partido que enfrentó al Anderlecht contra el Dinamo de Zagreb en campo del equipo croata, durante una eliminatoria de la Europa League de este año. Como una de tantas veces, Lukaku había caído a banda izquierda y recogió un balón pegado a la banda desde su propio campo. Encimado por un correoso rival desde la línea medular, lejos de arrugarse, fue capaz de ganarle por potencia utilizando magníficamente su cuerpo y su poderosa zancada unida a una precisa conducción del esférico, por más que el contrario intentaba pararlo no había manera de frenar a ese tren enfilando la portería recorriéndose más de medio terreno de juego. Se plantó en el área y cedió una eficaz asistencia a un compañero para que pusiera el 0-2 en el marcador. Espectacular la demostración de mentalidad, fuerza, velocidad y habilidad.

En categorías inferiores se ha podido ver a Lukaku jugando en diferentes posiciones del centro del campo algunos partidos, por ejemplo en el mediocentro. Espero que sólo hayan sido probaturas porque si por algo ha deslumbrado este adolescente en los escalafones inferiores ha sido por sus altísimos registros goleadores. Ojalá que ningún técnico “visionario” vea en él a un mediocentro de contención por sus capacidades físicas espectaculares, porque si eso fuera así sus cualidades anotadores y sus inteligentes movimientos en ataque sufrirían un retroceso y perderíamos a un delantero llamado a ser uno de los grandes.

En el pasado mes de septiembre debutó con la selección belga sub-21. Salió sustituyendo a un compañero a mediados del segundo tiempo y a los pocos minutos ya había convertido su primer gol con la selección.

La liga Belga es una competición muy interesante en mi opinión. Quitando a equipos como el Standard de Lieja, Anderlecht y Brujas, el resto de participantes son de un nivel bajo. Pero a mí me resulta una liga muy atrayente porque cada vez tiene más presencia de jóvenes talentos, fundamentalmente africanos. Siempre me he sumado a la idea de que el futuro del fútbol está en la enorme cantera de futbolistas que hay en el continente africano. El devenir del balompié pasa por África sin género de dudas. Unos jugadores que llegan cada vez más jóvenes, con unas condiciones espectaculares para jugar a este deporte, las cuáles sólo necesitan unos entrenadores adecuadamente preparados y unas infraestructuras acordes para explotarlas. Sabedores de ello, desde hace bastantes años las potencias futbolísticas europeas han creado canteras perennes en distintos países africanos, han llegado a firmar acuerdos de intercambio de jugadores con clubes autóctonos y el seguimiento a estas perlas es cada vez mayor.

Volviendo a Lukaku, si tenéis ocasión echadle un vistazo al juego de este futbolista

3 comentarios:

Jesús Badenes dijo...

Muy interesante tu blog. Aqui tienes el gol contra elDinamo de Zagreb del que hablas... http://vimeo.com/6637614

Daniel dijo...

Interesante artículo. No sólo hablas del jugador, sino que das una magnífica información del entorno del mismo. Habrá que seguir a este joven talento.
Enhorabuena

Anónimo dijo...

Mas informes massss quiero mas jugadores por aqui